jueves, 7 de octubre de 2010

Madrugada del 7 de Octubre.

Llevaba unos días sin pasar por aquí. Últimamente tengo una vida algo ajetreada. Estudios, autoescuela, y mañana se unirá a mi vida mi trabajo. No estoy nervioso, no es el trabajo de mi vida, ni tampoco lo necesito. Lo acepté porque necesito algo que poner en mi currículum.

Ahora mismo puedo decir con total plenitud que estoy feliz. Aquel viaje me renovó completemente. Todo gracias a los jienenses, y a, por supuesto, Marjory y demás. Pero sobre todo Marjory.

En estos días me han ocurrido varias cosas, entre ellas que tengo nuevo amante. ¿Otro? Oh sí, otro. Es Julio, el de mi clase. ¿Por qué no? Sólo nos besamos ocasionalmente, nada más. No creo que llegue a nada más. Ninguno de los dos nos atraemos tanto. Digamos que es como una forma de pasar el rato. Si total, ¡sólo son besos!
Con todo esto he aprendido que los besos sólo tienen la importancia que el que lo da/recibe quiere darle. Y yo, no le doy a estos besos ninguna. Ni Julio tampoco. Porque no la tienen, mas que nada.

Hoy fuí a mirr ropa para comprarme pasado mañana, y mañana me cortaré el pelo. Y seré un Jean totalmente renovado.
Estoy como antes, como éste verano. Feliz.
Solo que con una grandísima diferencia. Ahora e¡me siento en total conformidad con mi cuerpo. me siento en armonía con él, y no, no quiero adelgazar más. Estoy feliz. Es más, he engordado. ¿Y sabéis qué? ¡Me encanta! Ahora mismo creo que peso 58 kilogramos. Y me veo perfectamente. Me veo guapo. Mi ego está reluciente, desprende felicidad, y me encanta. Me encanto.

También, un detalle que se me olvidó hablar ocn marjory hoy, es que ayer volví a tener relaciones sexuales con Leo.
Seguimos siendo como siempre, hermanos. Pero nos apetecía hacerlo, y ¿por qué no?
Me hace sentir realmente deseado, y guapo. Y eso, me encanta.

A medida que pasa el tiempo, y más sexo tengo, más me doy cuenta de lo que me encanta. Me encanta el sexo, y más si es con Leo. Y por eso mismo, lo aprovecharé. Tengo suerte de habérmelo encontrado en mi vida. A saber cuando nuestros caminos se separen por alguna razón, cuando volveré a encontrar a alguien que me satisfaga de esa forma, Que me haga retorcerme de placer como lo hace él. Y esque, cuando digo que se le da genial la cama, es que se le da realmente genial. Algo inimaginable. Si fuese por mí estaría todo el día haciéndolo con él. pero no, ¡no Jean! Acabaría mal, o... a lo mejor de tanto hacerlo, me acabaría aburriendo y no sería tan fantástico.

Mañana al volver de clase iré de nuevo a su casa. Últimamente tengo más apetito sexual de lo normal en mí. Y no lo entiendo. Siempre me he considerado una persona bastante inhibido, pero no sé qué me pasa.

¿será que ahora estoy teniendo todo el deseo sexual que no tuve cuando tenía 16 años? ¡A buenas horas!
En fin, tampoco me preocupa. Sé perfectamente que si quiero sexo, lo tengo. No me gustaría parecer arrogante, pero es verdad. Si le propongo a Leo tener sexo, él aceptará, en caso de que se lo propusiese a julio, seguramente aceptaría, y si quisiese también se lo podría proponer a mucha más gente. Pero ¿para qué?
La única persona que puede hacer que tenga más de un orgasmo es Leo, ¿y para qué conformarme con un bombón pudiendo tener toda la caja?

Quiero que sea viernes, necesito beber, fumar, y drogarme. Pienso aprovechar mis 18 como Dios manda, nada de represiones. para eso ya están los 19.

He de reconocer que a veces me sigo acordando de Hubert, pero ahora sólo para reírme. No permanece en mi mente más de 1 minuto seguido. Tengo demasiadas ocupaciones como para centrarme sólo en una cosa.

Y ahora, debo irme a dormir, que mañana madrugo. ¡He de ir al trabajo!
¡Bona nit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario